Desde mi caracola

2 May

   El día amaneció lluvioso. La lluvia cae serenamente sobre los arboles, los veo desde mi balcón. La lluvia murmulla algo así como una canción. Y me ha invitado a  la poesía …

   Se me antoja reflexionar acerca de la poesía de Edward Estlin Cummings, a quien considero   exquisito e interesante. Gracias a la poesía de Cummings he aprendido a mirar al mundo con sus ojos, y esa forma de mirar es haber hallado un tesoro que hoy comparto aquí. 

D-re-A-mi-N-gl-Y

leaves

(sEe)

locked

in

gOLd

after-

gLOw

are

t

ReMbLiN

g

,  :  ;  .  :  ;  ,

    Hojas temblorosas. Atrapadas en oro, luego de un destello… Pero, porque la serie de signos de puntuación al final?

En Cummings no hay nada al azar, creo. Rompe la sintaxis, juega con las palabras, inventa conceptos, dialectos…

Y esa serie de signos, ( , ; : . : ; , ) SI significa algo.

Anduve un rato con la pregunta en mi bolsillo. Un día bajo un árbol, dirigí la mirada hacia arriba. Un encaje de hojas y ramas se dibujaba sobre el mantel azul del cielo. Nada se escuchaba, ni la brisa, ni sonidos callejeros…  Entonces advertí en un segundo eterno la luz que brillaba, que danzaba en las hojas en infinitos tonos de verdes. Era el sol que tocaba su piano de luz!  , ; : . : ; , .

 Desde ese día mirar a los arboles ya nunca fue igual…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: