Persiguiendo atardeceres

19 Nov

Hay atardeceres inolvidables…

“Ese levante de flamas,

ese motín de fulgores,

la insurrección de colores,

cielo y tierra envuelto en llamas”.

                                    

“Monte que grita en sus ramas,

filos de luces reparte

fue aquí que el rayo de Marte

estrenó el machete un día…”

                                       Juan Antonio Corretjer

Ese verano  perseguimos el sueño de  ver el atardecer más bello.

Llegamos a Guánica, al sureste de Puerto Rico, cuando el Sol se ocultaba en el mar.

Parecía que al cielo se le antojaba pintarse de colores preciosos. En el crepúsculo concurrió un desfile de azules y violetas bellísimos. Expresar  la belleza que se veía y la emoción que se sentía nos deja cortos.

 

Tal vez, la mejor manera sea la poesía.

The sky was candy luminous.

Edible spry pinks,

shy lemons, greens,

cool chocolates.

Under a locomotive of

sprouting violets.

                            e.e.cummings

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: